Reseña sobre Nano (XNO) 2024: guía completa

€ 1.0731

-1.1015792401
Dernière mise à jour à 12:02:05 UTC
Market Cap
€ 142,988,236.98
Fully Diluted Market Cap
€ 142,988,236.98
Volumen
€ 810,921.73
Circulating Supply
133,248,297.00 XNO

Conversor de criptomonedas

Última actualización 12:15:05 UTC

Negocia ahora

¿Y si ahora fuera el momento de invertir en criptomonedas? ¿Por qué no comprar una criptomoneda de alto potencial ahora, mientras los precios siguen siendo muy bajos? A medida que el mercado se recupere, los precios irán subiendo y podrías hacer un gran negocio. Pero ¿qué criptomoneda comprar? Probablemente estés pensando en Bitcoin. Aunque Bitcoin tiene mucho a su favor, su precio ya es alto. ¿Por qué no comprar una criptomoneda similar al Bitcoin, pero que aún no haya explotado? Este es el caso de la criptomoneda XNO. En esta guía, hablaremos en profundidad de Nano: opiniones, creación, finalidad y cómo comprarla.

¿Qué es Nano?

El proyecto Nano se remonta a 2014. Durante mucho tiempo, esta criptomoneda se llamó RaiBlocks y su símbolo era XRB. Desde hace unos años, se llama Nano y su símbolo es XNO.

Esta criptomoneda destaca por su sencillez. ¿En qué sentido? En el mercado de las criptomonedas hay muchos proyectos y rincones. Muchos implementan un ecosistema muy complejo que es difícil de comprender para los principiantes en cripto y blockchain. Con Nano crypto, este no es el caso. El proyecto logra la proeza de aportar simplicidad sin abandonar su ambición. De hecho, aunque es un proyecto sencillo, no pienses que Nano es una meme coin. Todo lo contrario.

Entonces, ¿qué es Nano? Según su página web, la moneda XNO se define como la “moneda digital del mundo moderno”. La criptomoneda Nano se posiciona esencialmente en el sector de los pagos, por lo que está en la misma categoría que Bitcoin.

En el momento de escribir estas líneas, el precio de Nano en euros es de 0,7 EUR. La capitalización de la red Nano es de 94 millones de euros, según datos de Coinmarketcap, lo que sitúa a la criptomoneda en el puesto 261 del mundo. En otras palabras, la criptomoneda Nano tiene la ventaja de no haber explotado todavía. El número total de monedas XNO está limitado a 133 248 297.

Logo Nano

Historia de Nano

Como hemos dicho, Nano nació en el 2014. Por aquel entonces, se llamaba RaiBlocks y su símbolo era XRB.

Desde el principio, la moneda XRB destacó por la forma en que se distribuyó al público. Muchas criptomonedas salen al mercado a través de una ICO u Oferta Inicial de Monedas. En términos prácticos, esto significa que las monedas se ponen a la venta a un precio reducido para atraer a los inversores.

En el caso de la moneda XRB, se distribuyó a los usuarios después de que realizaran una prueba captcha. Las pruebas captcha son cada vez más comunes en Internet. Suele consistir en un juego en el que el usuario tiene que marcar determinadas imágenes. El objetivo de las pruebas captcha es comprobar que detrás del ordenador hay un humano y no un robot. El número de monedas XRB distribuidas dependía del número de pruebas captcha realizadas con éxito.

El 2018 marcó un punto de inflexión en el proyecto. ¿Por qué? En enero de ese año, la blockchain cambió de marca y adoptó el nombre “Nano”. El nuevo símbolo asociado a la criptomoneda Nano es XNO. Como suele ocurrir, el cambio de nombre no es insignificante. Con “Nano”, el proyecto ha adoptado un nombre más fácil de recordar que “RaiBlocks”. Sobre todo, el nombre transmite la idea de velocidad y sencillez, que son los fundamentos del proyecto.

El principal responsable del proyecto Nano es Colin Le Mahieu, ingeniero y desarrollador de software. Antes de su aventura en Nano, trabajó para grandes empresas como AMD, Dell y Qualcomm.

Ventajas de Nano

¿Por qué se creó Nano?

A diferencia de muchos criptoproyectos, la filosofía de Nano es sencilla de entender. En Nano, no encontrarás la noción de dApps, staking, layer 2, sidechains o smart contracts. No, el objetivo de la red Nano es proporcionar una arquitectura capaz de gestionar un gran número de transacciones, de forma gratuita y descentralizada. En este sentido, Nano puede compararse con Bitcoin.

Pero, como veremos más adelante, las dos criptomonedas no comparten exactamente la misma tecnología. Es más, sus filosofías son ligeramente diferentes en detalle. Bitcoin es una criptomoneda que actúa como depósito de valor, así como medio de transacción. Nano desempeña más bien el papel del dinero en efectivo en las finanzas tradicionales. La Nano crypto se utiliza para transacciones cotidianas.

Como su nombre indica, esta criptomoneda es especialmente adecuada para pagos pequeños, como micropagos o… nanopagos. Si sigues la actualidad económica, sabrás que los micropagos representan un potencial real en los países en desarrollo. A fin de gestionar estos pagos, la red Nano está diseñada para manejar un gran número de transacciones. Además, un punto importante es que no hay comisiones por transacción.

Por último, la criptomoneda Nano se posiciona en el sector medioambiental, y es que emite muy pocos gases de efecto invernadero. Basta con mirar las cifras: el coste energético de una transacción en la red Nano es de 0,111 kWh. A primera vista, puede parecer poco. Sin embargo, este coste es 4 millones de veces menor que el de una transacción con Bitcoin.

Transacciones ecológicas

¿Cómo funciona Nano?

La red Nano tiene dos características técnicas especiales. La primera es el sistema DAG, que significa “Directed Acyclic Graph” (grafo acíclico dirigido). Mientras que la mayoría de las criptomonedas operan en una blockchain, la criptomoneda XNO utiliza el DAG. En términos prácticos, ¿cuál es la diferencia entre una blockchain y un grafo acíclico dirigido?

El DAG es un conjunto de nodos conectados entre sí sin bucle. Otras redes de criptomonedas también utilizan un DAG, como Fantom (FTM), IOTA (MIOTA) y Hedera (HBAR). A diferencia de lo que ocurre con las blockchains, las transacciones en un DAG no se agrupan en bloques. Esto significa que las transacciones se gestionan más rápidamente, ya que no es necesario esperar a que se cree un bloque. La otra característica importante de los DAG es que no hay bucles en la red.

Con un DAG, no hay mineros, lo que explica por qué en la red Nano no hay staking ni comisiones por transacción. La red funciona con un sistema conocido como ORV (Open Representatives Voting). En la práctica, esto significa que los usuarios pueden elegir a sus representantes. Al poseer monedas Nano, también se puede participar en la gestión de la gobernanza.

¿Dónde comprar Nano?

¿Quieres saber cómo comprar Nano (XNO)? La mejor manera es utilizar una plataforma de criptomonedas, es decir, una plataforma en línea que ofrece compra, venta y trading de criptodivisas.

Por ejemplo, entre los exchanges centralizados más grandes del mundo están Binance, Coinbase y Kraken. Estas plataformas permiten comprar, vender e intercambiar criptomonedas. También existen los exchanges descentralizados, como Uniswap y Pancakeswap. Estas plataformas permiten el comercio entre pares de criptodivisas. Sin embargo, son más complejas de manejar que los centralizados, por lo que son más adecuados para personas con experiencia en cripto. En todas ellas podrás comprobar el precio de XNO antes de comprar.

Binance

  • Bajas comisiones
  • Más de 600 criptomonedas
  • Uno de los mayores intercambios de criptomonedas

Pasemos ahora a la parte práctica: ¿cómo compro Nano en un exchange de criptomonedas? La mayoría de las plataformas siguen el mismo proceso. En primer lugar, debes crear una cuenta personal. Este paso es más o menos extenso, dependiendo de las obligaciones a las que esté sujeta la plataforma. Como mínimo, tendrás que rellenar algunos datos personales, como tu nombre y dirección de correo electrónico. La plataforma también puede pedirte información adicional, como un justificante del domicilio o una copia de tu documento de identidad. Por último, si el exchange está sujeto a los requisitos KYC (Know Your Customer), se te pedirá que rellenes un cuestionario para definir tu perfil de inversor.

El segundo paso consiste en conectar tu criptocartera. En general, los exchanges centralizados tienen una cartera integrada. De primeras, esta hot wallet puede bastarte. Pero, si lo deseas, también puedes conectar una cartera externa a la plataforma. Por ejemplo, puedes elegir una cold wallet, que ofrece un mayor nivel de seguridad para almacenar criptomonedas a largo plazo.

Coinbase

  • Intercambio regulado
  • Plataforma fácil de usar
  • Formación gratuita en criptomonedas

Siguiendo estos pasos, tienes (casi) todo listo para comprar la criptomoneda Nano (XNO). Las plataformas suelen ofrecer varios métodos de pago para comprar criptomonedas. Si está disponible el pago directo con tarjeta bancaria, puedes proceder a la compra inmediatamente. Sin embargo, ten cuidado, ya que este método suele generar comisiones más elevadas.

Por otro lado, también puedes elegir un método de pago más lento (y a menudo más barato), como la transferencia bancaria. En este caso, primero tendrás que ingresar fondos en tu cuenta de la plataforma. Una vez que el dinero haya llegado a tu cuenta, podrás comprar Nano.

La criptomoneda Nano todavía no es muy conocida, así que no la encontrarás en todos los exchanges. Por ejemplo, en Coinbase no está disponible. Sin embargo, puedes comprarla en Binance, Kraken o Crypto.com.

Recomendamos estas tres plataformas porque son reconocidas y de confianza. No obstante, hay otras opciones. Lo más importante es verificar que la plataforma que piensas utilizar sea segura y fiable. No cabe duda de que la criptomoneda Nano estará disponible en cada vez más exchanges a medida que el proyecto gane popularidad.

Kraken

  • Buen soporte al cliente
  • Intercambio seguro
  • Tarifas bajas en Kraken Pro

Nano: Índice Fear and Greed

Actualizado en:: 25 febrero 2024

Ahora: 78 Avaricia extrema

Ahora: 78 Avaricia extrema

Ayer: 78 Avaricia extrema

Hace una semana: 70 Avaricia

Comprar Nano, ¿es una buena inversión?

En el caso de las criptomonedas, incluida Nano, la predicción es muy difícil de hacer con precisión. No obstante, cabe decir que el proyecto aún no ha explotado, por lo que ahora sería el momento perfecto para subirse al carro. Probablemente, uno de sus principales puntos fuertes sea su sencillez. De hecho, el propósito de Nano es fácil de entender. Incluso si eres principiante en el mundo de las criptomonedas, es fácil entender que la moneda XNO pretende sustituir el dinero en efectivo. Para ello, ofrece varias ventajas, como el rápido procesamiento de las transacciones y la ausencia de comisiones. Además, el proyecto sigue desplegando su hoja de ruta con el lanzamiento de Nanobyte, por ejemplo, una herramienta para realizar pagos sencillos, equivalente a PayPal.

Para hacerse un hueco, la criptomoneda Nano tendrá que superar varios retos. En primer lugar, la competencia es fuerte y la criptomoneda Nano sigue a la sombra del Bitcoin. Aunque la filosofía de Nano es fácil de entender, la tecnología DAG es compleja, mientras que la cadena de bloques (blockchain) es cada vez más conocida, el sistema DAG todavía va a la zaga.

Además, al no haber staking en la red Nano, los usuarios tienen menos incentivos para utilizar sus monedas.

Por último, el proyecto Nano adolece de algunas de sus cualidades. Por ejemplo, la ausencia de comisiones por transacción puede plantear dudas. En la mayoría de las blockchains, estas tasas se utilizan para garantizar la seguridad de la red.

Ventajas e inconvenientes de invertir en Nano

  • Ventajas fáciles de entender
  • Criptomoneda verde
  • Red altamente escalable
  • Sin comisiones por transacción
  • Fuerte competencia a la sombra de Bitcoin
  • Seguridad de la red dudosa por la ausencia de comisiones
  • La tecnología DAG es difícil de entender

Nuestra opinión final sobre Nano

Nano es una de las criptomonedas que debes conocer. Tiene un gran potencial, pero aún no ha tenido su momento de gloria. La red Nano aspira a sustituir el dinero en efectivo.

Para distanciarse un poco del gigante Bitcoin, Nano se está posicionando en el nicho de los micropagos. La criptomoneda funciona con una arquitectura DAG y no con una blockchain. Esto permite a la red procesar un gran número de transacciones en un corto espacio de tiempo.

Los puntos fuertes de esta criptomoneda son su ausencia de comisiones y su carácter ecológico. En un momento en el que el medio ambiente se está convirtiendo en una parte cada vez más importante de la web3, la criptomoneda Nano no tiene nada de lo que avergonzarse en este sentido y lo hace mucho mejor que Bitcoin.

Pagos rápidos, sin comisiones y cripto verde… Tres grandes ventajas de las que puede presumir con orgullo la criptomoneda Nano! ¿Y si ahora fuese el momento de comprar?

Crypto.com

  • Tarjeta cripto gratuita
  • Exchange de renombre
  • Tarifas competitivas

 

 

Preguntas frecuentes

¿Merece la pena invertir en Nano?

La criptomoneda Nano tiene un gran potencial. Permite realizar transacciones de forma gratuita y rápida y, sobre todo, es una de las escasas “criptomonedas verdes”.

¿Qué es Nano?

La criptomoneda Nano es un medio de pago diseñado para sustituir el dinero en efectivo.

¿Nano utiliza una blockchain?

La red Nano no utiliza una blockchain, sino una tecnología llamada “DAG”.

¿Dónde comprar Nano?

La criptomoneda Nano está disponible en los grandes exchanges, como Binance, Crypto.com o Kraken.

¿Nano es similar a Ethereum?

No, la criptomoneda Nano es muy diferente a Ethereum. Su filosofía se parece más a la de Bitcoin.

Acerca de este autor

Almudena Lopez

Almudena es una especialista en comunicación española en activo desde 2011. Con formación en traducción, copywriting y criptomonedas.